Paz y Prosperidad como Imperativo de Negocio

Un estudio de caso sobre Energía para la Paz, una iniciativa de valor compartido del Grupo Energía Bogotá

Después del histórico acuerdo de paz de Colombia con el grupo guerrillero de las FARC en 2016, los habitantes de las zonas rurales que habían sido afectadas por el conflicto armado comenzaron a soñar con un futuro diferente. Sin embargo, décadas de violencia habían dejado millones de personas desplazadas, miles de muertos, y cientos de minas antipersona, además de altos niveles de pobreza y un tejido social debilitado.

Para hacer frente a algunos de estos desafíos, el Grupo Energía Bogotá (GEB), empresa multilatina líder en el sector de energía eléctrica y gas natural, puso en marcha Energía para la Paz. Esta iniciativa de valor compartido gira entorno a la destrucción de minas antipersona y la construcción de confianza para aumentar la seguridad y la prosperidad en zonas de posconflicto. El desarrollo de Energía para la Paz requirió un cambio de mentalidad sobre la forma en que GEB integraba el impacto social al centro de su éxito empresarial.

Mensajes principales 

  1. Energía para la Paz, la emblemática iniciativa de valor compartido de GEB, ha evitado sobrecostos por millones de dólares al contribuir a los esfuerzos de remoción de minas antipersona en 11 municipios de Colombia.
  2. Las empresas pueden jugar un papel fundamental en apoyar esfuerzos de construcción de paz y prosperidad en contextos complejos de una manera que crea valor tanto para la sociedad como para el negocio.
  3. Al integrar la creación de valor compartido con otros instrumentos de inversión social como la responsabilidad social y la filantropía, GEB logró abordar desafíos sociales que perpetuaban inequidades en comunidades rurales aftectadas durante años por la violencia.

“Queremos generar un impacto transformador positivo en los territorios donde operamos, así como un valor compartido que ayudará a mejorar las condiciones de vida en estas comunidades. En el GEB, esto se ha convertido en un atributo cultural denominado conciencia social. Por esto, nuestros empleados y colaboradores cada vez están más dispuestos a ser parte de estas iniciativas mediante las cuales están contribuyendo a una sociedad mejor.”
— Astrid Álvarez, Presidente GEB (Enero 2016–Junio 2020)

Access the English Version

Enter your information to download the pdf.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.